¿Por qué mi gato tiembla?

Los temblores no son algo natural en casi ningún animal doméstico, eso incluye a los gatos. Las cusas de los temblores pueden ser diversas, algunas fácilmente solucionables, y otra requerirán una visita al veterinario. Vamos a presentarte algunas razones de Por qué mi gato tiembla

Mi gato tiembla

Hay muchas variables que nos pueden ayudará a determinar qué tan “normal” es el temblor en nuestro gatito. La primera es la edad de nuestro gato, después el clima y por último el contexto en el que tiembla. Cada dato que logres reunir sobre la situación te ayudara a determinar más pronto la posible causa del temblor. Los temblores que pueden ser “normales” seguro se presentarán en una situación determinada y al terminar la situación deberán cesar.  Vamos a repasar algunas situaciones en las que puede ser normal que el gatito tiemble.

Durmiendo: si tu gatito esta dormido y notas que tiembla puede ser normal. Los gatos son muy activos durante el sueño profundo. Aunque, tal vez, nunca sepamos que sueñen, sabemos que se mueven mucho, y pueden incluso temblar durante el sueño profundo.

Miedo: Los mininos pueden temblar de miedo, estrés o susto. Los gatos más irritables pueden estresarse por ruidos, nuevas rutinas o desconocidos haciéndoles temblar de emoción. 

Por el contrario, si tu gato tiembla sin razón aparente, o de forma repetitiva, puede ser algunas de estas razones.

 Baja de azúcar: los niveles bajos de azúcar pueden presentarse en cachorros, y menos frecuentemente en adultos. En cualquiera de los casos deberá acudirse inmediatamente al veterinario. La baja de azúcar puede ser originada por enfermedades de base.

Desnutrición o malnutrición: los temblores pueden ser consecuencia de desnutrición o malnutrición, falta de vitaminas o nutrientes necesarios. El déficit de minerales o vitaminas puede causar temblores o convulsiones. Es poco probable que esto pueda presentarse en un gatito alimentado en casa. Pero si estas tratando con un gato recién encontrado o sin dueño esto puede ser la causa. Si se presenta en un gatito bien cuidado en casa, puede que presente problemas metabólicos o de absorción. 

Hipotermia: los gatitos que han estado expuesto a condiciones climáticas extremas o humedad prolongada pueden estar sufriendo de hipotermia. La temperatura normal en un gato adulto es de 38 o 39°, si está por debajo podría presentar temblores. Ofrécele un lugar caliente, abrígalo y hazle seguimiento. La hipotermia en algunos casos, puede ser consecuencia no solo de temperaturas bajas sino de problemas de salud.

Fiebre: los gatos con fiebre suelen presentar temblores, como una reacción corporal ante la variación de temperatura.

Dolor: es poco frecuente, pero algunos gatos que tengan dolor por alguna patología o herida pueden presentar temblores.

Toxinas: si nuestro minino ha estado expuesto a alguna toxina bien sea ingerida o inhalada puede ser que su sistema nervioso este afectado y presente temblores.

En cualquier caso, los cachorros y gatos ancianos son un grupo de riesgo que debe ser atendido por un experto ante cualquier síntoma. Así que si no logras identificar como “normal” la causa del temblor deberás recurrir inmediatamente a un veterinario.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.