¿Por qué mi gato rasca la pared?

Los dueños de gatos debemos tener conciencia de los restos de instintos primitivos que viven en nuestra mascota. Aunque son peludos y adorables, aun quedan en ellos muchos de sus comportamientos salvajes, esos que les ayudaban a vivir en la naturaleza. Aunque muchas de estas conductas puedan verse alarmantes, o podamos no entenderlas, son algo instintivo. Muchos nos preguntamos, por ejemplo, ¿por qué mi gato rasca la pared?, y aquí te lo respondemos.

Mi gato rasca la pared

La convivencia siempre es difícil, y nuestras mascotas, aunque amadas, pueden presentar comportamientos irritantes también. Una de las quejas más recurrentes de los dueños de gatitos es por los rasguños en las paredes y otros objetos de la casa. 

El rascar las paredes, y otras zonas, es un comportamiento bastante dañino que puede ocasionar muchos deterioros en casa. No creas que es solo tu minino que hace esto, la mayoría lo hace, y es parte de su naturaleza. 

Los gatitos rascan paredes para marcar su territorio, especialmente si hay presencia de otros animales en casa o en las cercanías. El rascar las paredes deja un rastro de su olor, y además una marca indeleble sobre “su propiedad”. Por otro lado, los felinos son animales naturalmente activos, si pasan mucho tiempo encerrados y aburridos en casa, es probable que empiece a rascar cosas. El gatito aburrido o inactivo rascará paredes para estirarse, animarse y activar los músculos largamente descansados. 

Sin embargo, la razón más frecuente es la de afilarse las garras. Si, es un animalito doméstico, y algunos ni siquiera las usan nunca, pero es instintivo. Su naturaleza les indica que deben estar preparados y con las garras afiladas. Básicamente, tu minino puede estar usando la pared o algún mueble como una lima para afilar sus uñas. 

Por último, el estrés o la ansiedad pueden llevar a tu gatito a rascar paredes para relajarse. Puede ser para tu gatito una actividad que le ayude a calmarse o a aliviar su ansiedad.

Pero, aunque sean comportamientos naturales e inevitables pueden ser realmente destructivos con nuestros espacios. Para evitar destrozos puede ser buena idea adquirir un rascador que le dé un lugar adecuado para estas prácticas. Otra buena opción puede ser recubrir los lugares que arañe con algún material resistente como moqueta. En cualquiera de los casos la mejor recomendación es tener paciencia y ayudar a nuestro gatito a expresar su naturaleza sin destrozos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.